FÁBRICA DE SALCHICHAS – SANTA FE , ARGENTINA

Los difusores de tela por primera vez en la historia fueron utilizados en la industria alimentaria. Las normas sanitarias exigen que todos los dispositivos de procesamiento de alimentos deben ser de fácil limpiado. De todas las opciones del sistema de distribución de aire, esta condición sólo se cumple en los conductos textiles. Estos quedan perfectamente limpios después de ser lavados y el agente desinfectante también destruye lo que se resiste al tratamiento antibacteriano. Las telas de fibra monofilamento, especialmente desarrolladas para los conductos textiles de Prihoda, son muy suaves y por lo tanto no permiten la sedimentación de impurezas. Esto las distingue de los difusores de fibras discontinuas que sucesivamente se llenan de polvo y pueden representar un riesgo sanitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading cart ...